Ser creativo con las figuras huecas: motivos de colores alegres

Descubra el Jackson Pollock que lleva dentro y aprenda a decorar sus figuras de chocolate con motivos de colores alegres.

INFORMACIÓN DE INTERÉS

¿Qué es lo más importante en lo que debe fijarse al hacer figuras huecas?
Utilice moldes de policarbonato. Son los que más brillo aportan y se contraen más despacio que el chocolate, lo cual facilita muchísimo el desmoldado.

Elija la fluidez del chocolate según el tamaño de los moldes: una fluidez de tres gotas para los moldes más pequeños o una fluidez de dos gotas para los más grandes.

Caliente un poco los moldes antes de verter dentro el chocolate atemperado. Así evitará cambios bruscos de temperatura que harían que el chocolate se vuelva gris después.

Asegúrese de que el calor pueda salir del molde durante el enfriamiento. Si queda atrapado dentro del molde, es muy probable que la cobertura de chocolate presente puntos mates una vez enfriado el chocolate.

Producir un diseño original con polvo de colores

Necesitará:

  • Moldes individuales (para las dos mitades de las figuras de chocolate)
  • Una máquina de atemperado o una fundidora de chocolate
  • Chocolate negro, con leche y blanco
  • Un cucharón
  • Dos mangas pasteleras

Atempere los chocolates fundidos y caliente los moldes a 26 o 27°C con una pistola de aerografía antes de usarlos. Asegúrese de que los moldes están totalmente limpios y no los caliente más que el chocolate.

Paso 1
Espolvoree una pequeña cantidad de polvo de colores en el centro del molde y vierta un poco de chocolate atemperado encima para que se mantenga en su sitio.

Paso 2
Con un dedo (¡y un guante!), unte el chocolate junto con el polvo de colores para darle la forma deseada. Es lo bueno de los moldes transparentes: puede ver el dibujo que está creando realmente.

Paso 3
Deje que se endurezca el chocolate durante unos minutos antes de rellenar el molde con chocolate atemperado. Para las siguientes etapas, vea nuestro tutorial sobre cómo hacer figuras de chocolate con un molde para aplicar las técnicas correctas.

Producir motivos de colores alegres con polvo de colores y manteca de cacao teñida

Necesitará:

  • Moldes individuales (para las dos mitades de las figuras de chocolate)
  • Una máquina de atemperado o una fundidora de chocolate
  • Mantecas de cacao de distintos colores
  • Polvo de colores
  • Cepillos de dientes
  • Un pincel de pintura pequeño
  • Papel
  • Guantes

Atempere los chocolates fundidos y caliente los moldes a 26 o 27°C con una pistola de aerografía antes de usarlos. Asegúrese de que los moldes están totalmente limpios y no los caliente más que el chocolate.

Paso 1
Frote un cepillo de dientes sobre la manteca de cacao teñida y cubra el molde con motas de colores frotando con el dedo las cerdas del cepillo. Repita esta etapa con mantecas de cacao de distintos colores.

Paso 2
Frote otro cepillo de dientes sobre la manteca de cacao teñida y cree un dibujo de salpicaduras más lineal dando un golpecito con la manteca de cacao teñida directamente en el molde. Repita esta etapa con mantecas de cacao de distintos colores también.

Paso 3
Limpie la superficie exterior del molde pasando sobre ella un pedazo de papel y deje que se endurezca la manteca de cacao durante unos minutos.

Paso 4
Pulverice un poco de polvo de colores en el molde. El polvo sobrante se retira fácilmente golpeando el molde contra la encimera cubierta con una hoja de papel.

Paso 5
Rellene cada molde con chocolate con leche atemperado y cree una figura hueca siguiendo las técnicas mostradas en el tutorial sobre moldeo de figuras de chocolate.

¿Qué tipo de chocolate es el más adecuado para crear figuras huecas de chocolate?

Para los moldes pequeños o medianos:
Todos los chocolates con una fluidez básica de tres gotas son ideales para esto. Contienen exactamente la cantidad adecuada de manteca de cacao para formar una capa uniforme de chocolate del grosor perfecto.

Para las figuras huecas medianas, recomendamos repetir cuidadosamente las etapas 1 a 4 para conseguir una cobertura de chocolate lo bastante gruesa.

Para los moldes grandes:
Su mejor opción para los moldes grandes es un chocolate menos fluido, es decir, un chocolate con un menor contenido en manteca de cacao, ya que deja una capa de chocolate más gruesa dentro del molde en una sola vez. Como la cobertura de chocolate se contrae al enfriarla, es importante que tenga el espesor mínimo necesario. Esto determina la resistencia de la cobertura y facilita mucho el desmoldado. Las recetas de chocolate con una fluidez de dos gotas (que contienen un 3% o un 4% menos de manteca de cacao) son perfectas para estas aplicaciones.